lunes, 2 de febrero de 2015

Un poco de ego

En estos últimos meses he tenido el placer de aparecer, como poeta o traductor, en varios medios digitales, gracias al interés de algunos amigos y lectores. Y, aunque me da no poco pudor practicar el autobombo, no puedo dejar de reconocer que semejante acumulación de atenciones ha masajeado notablemente mi vanidad, siempre necesitada -como todas, en realidad- de mucha quiropraxis. Por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a hacer mención aquí de esas noticias, para que a quien le apetezca pueda conocer un poco mejor mi obra poética, mis trabajos de traducción o mi visión crítica de la literatura actual. También será una manera de dar públicamente las gracias a los responsables de los medios en que han visto la luz.

Hace un par de meses Uno y Cero Ediciones, la editorial digital dirigida por Teresa Garbí, tan activa en la recuperación de libros inaccesibles o descatalogados como en la difusión de nuevas obras merecedoras de atención, me invitó a sumarme con algunos poemas a sus "firmas invitadas". Lo hice con gusto: "Elogio del jabalí", de Insumisión, un fragmento de Dices y dos décimas de Décimas de fiebre aparecen en http://unoyceroediciones.com/eduardo-moga-2/.

Más recientemente, el poeta Juan López-Carrillo, amigo antiguo y grande, ha querido que me sumara a la concurrida sección de "Poetas amigos" de su página web, y también a ello me he prestado. En esa página, Juan no solo expone una amplia muestra de su obra, más aún, de su vida, sino que también orquesta un magnífico homenaje a la amistad, y lo hace como pocas personas que yo conozca, con tanta generosidad como tino. La singularidad de los poemas acogidos en su web es que no solo se leen, sino que también se escuchan: sus autores los recitan y la grabación acompaña a los textos. Para quien quiera oírme, pues, aquí están dos poemas de Insumisión, otro fragmento de Dices y una décima de Décimas de fiebre: http://www.juanlopez-carrillo.com/#!eduardo-moga/cpfl.

Hace apenas unos días recibí la sorpresa de que mi antología El corazón, la nada (Antología poética 1994-2014) fuese reseñada en el "Diario de lecturas" de Vicente Luis Mora. Su particularidad, insólita en nuestro panorama crítico, es que es una reseña hablada. Por si fuera poco, Vicente la grabó en el Malecón de La Habana. ¿Por qué mi libro y por qué en Cuba? No lo sé, pero se lo agradezco mucho. En apenas algo más de cuatro minutos, una de las personas que conozco que más en serio se toma la crítica literaria (y que más prolífico es escribiéndola), subraya los que le parecen los rasgos esenciales de mi poesía, y lo hace con la soltura y la sobriedad de quien está acostumbrado a reflexionar, con perspicacia, sobre lo que escribimos todos. La reseña puede verse en http://vicenteluismora.blogspot.co.uk/2015/01/comentario-sobre-la-poesia-de-eduardo.html.

Por último, hoy mismo otro buen amigo, Agustín Calvo Galán, me ha comunicado que ha aparecido en Revista de Letras la entrevista que me hizo en Cal Jep hace un mes, aprovechando mi más reciente visita a España. Agustín me pregunta en ella por mis diversas facetas como escritor, aunque, comprensiblemente, presta una mayor atención a mi tarea como traductor, dado que en poco tiempo han visto la luz mi traducción de Hojas de hierba, de Walt Whitman (que la revista utiliza para extraer, algo oportunistamente, el titular: "Whitman escribe contra los alcaldes corruptos") y la antología Medio siglo de oro. Antología de la poesía contemporánea en catalán, cuyos poemas también he vertido al castellano. La revista ha utilizado asimismo para encabezar la entrevista una foto mía del cretácico superior, pero de eso no he tenido noticia hasta hoy mismo ni, en consecuencia, he podido evitarlo. Además, como en el cuerpo de la interviú se incluye otra fotografía, que Agustín me tomó cuando estábamos charlando en Cal Jep, el contraste entre la imagen antigua y la actual hace pensar que se trata de dos personas diferentes. Pero no: soy yo, lo aseguro, aunque, ay, con veinte años de diferencia. Todo puede verse en http://revistadeletras.net/whitman-contra-la-corrupcion/.

4 comentarios:

  1. Felicidades por todo, Eduardo. Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Teresa. Te devuelvo el beso, corregido y aumentado.

    ResponderEliminar
  3. Bravo!! Agárrate fuerte al suelo . Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias también a ti, Blanca.

      Besos, besos, besos.

      Eliminar